29 ago. 2019

Perfumes y aromatizantes naturales, para ahorrar y cuidar el ambiente


Algunas velas, aromatizantes o perfumes contienen sustancias derivadas del petróleo o con químicos que pueden perjudicar al ecosistema. Además, algunos productos se venden en envases desechables. Afortunadamente, también hay alternativas naturales o ambientalmente responsables.

Toma conciencia

Las cosas no aparecen por sí solas. Cada vez que compres algo, pregúntate: ¿cuáles son los ingredientes?, ¿cómo y dónde lo elaboraron?, ¿qué haré con el empaque cuando se termine el producto?, ¿cuál es su impacto ambiental? Estas interrogantes nos ayudan a tomar mejores decisiones.

Pasa a la acción

- Evita las velas elaboradas con parafina y elige aquellas a base de cera de abeja, de soya no transgénica o mantecas vegetales.

- Como perfume natural, opta por cremas o líquidos con certificaciones orgánicas y ecológicas o cuyos ingredientes puedas identificar como ecoamigables.

- Para aromatizar los ambientes, es recomendable usar humidificadores y aceites esenciales de buena calidad.

- En un atomizador puedes mezclar agua y jugo de limón (o algún aceite esencial cítrico), agitar bien y usar.

- También puedes unir ramas de canela y usarlas como decoración o escondidas en algún rincón.

- Las cáscaras de naranja emiten muy buen aroma. Pinchar las naranjas con clavo de olor es una buena técnica para aromatizar espacios pequeños.

- Ramos de manzanilla, romero, hinojo, eucalipto, menta, entre otras hierbas, pueden usarse como decoración y aromatizante.

- Puedes hacer popurrí con trocitos de canela, clavo de olor, pimienta dulce y hierbas aromáticas, colocar porciones en bolsitas pequeñas y usarlas en armarios o cajones.

Existen muchos métodos caseros de crear aromas naturales, busca, experimenta y diviértete.


Crea el hábito

Prueba las diferentes opciones y elige la que más te agrade. Usando aceites esenciales o tus propias mezclas, tendrás aromas únicos. Reutiliza los envases de las velas. Recicla los frascos de los aceites esenciales. Además de ayudar al ambiente, puedes ahorrar dinero evitando comprar aromatizantes comerciales y desechables.

Fuente: eluniverso.com