sábado, 22 de agosto de 2015

96 millones de bolas de plástico luchando contra la sequía en California

Los mineros que llegaron a California por la fiebre del oro probablemente jamás pensar que un recurso como el agua iba a ser cuidado como el noble metal que ellos buscaban en los ríos de la zona.

El impacto de la sequía ha llegado a tal punto que no se puede desperdiciar ningún litro de agua. Buscando distintas formas de evitar la evaporación del agua, las autoridades, se decidieron por una de las más peculiares: El uso de bolas negras que funcionarían para proteger el recurso de las altas temperaturas.

El cambio climático es un gran problema mundial, en California por ejemplo desde hace algunos años la sequía ha afectado gravemente, y no hay más remedio que buscar maneras insólitas de luchar contra la sequía y preservar el vital líquido almacenado en sus embalses.

Una de tales medidas es que se han lanzado más de 96 millones de bolas de plástico negro sobre un lago de la ciudad para crear capa que no deja pasar los rayos del sol, a las bolas también se le ha llamado "bolas de sombra".

Las millones de bolas negras de plástico, que no superan los 36 centavos cada una, están diseñadas para ayudar a proteger el agua contra el polvo, la lluvia, los productos químicos y la vida silvestre, así como prevenir que más de 1.135 millones de litros de aguan se evaporen cada año. Con esta cantidad de agua se puede abastecer a 8.100 personas durante todo un año, de acuerdo al periódico The Guardian.

Fuente: planetacurioso.com