jueves, 18 de junio de 2015

Cambio Climático: Algunos datos que debes conocer #ClimateChange

¿Cuánto han aumentado las concentraciones de CO2 atmosférico procedentes de las fuentes antropogénicas desde 1959 y desde la época preindustrial?

Los resultados muestran un aumento de la concentración desde 316 ppm (partes por millón) en marzo de 1958 a 391 ppm en septiembre de 2012, aumentó 75 ppm lo que representa un 40%.

Cabe destacar que se ha demostrado que las concentraciones de CO2 en la era preindustrial estaban en el rango de 260 a 280 ppm y desde 1959, se han emitido aproximadamente 350.000 millones de toneladas métricas de carbono debido a la actividad humana, de los cuales un 55% ha sido capturado por los océanos y la tierra, mientras que el resto ha permanecido en la atmósfera.

¿Cuánto ha aumentado el calentamiento medio mundial desde la época preindustrial?

El calentamiento medio mundial está ahora en aproximadamente 0,8°C ó 0,9°C por sobre los niveles preindustriales.

¿Cómo describiría el vínculo entre el aumento de las emisiones mundiales y la subida de la temperatura media mundial?

Una serie de estudios, como lo indica el IPCC, confirma que el calentamiento observado no puede explicarse solo por factores naturales y, por lo tanto, es posible atribuirlo en su mayor parte a la influencia antropogénica. Mientras más CO2 emite el ser humano, más aumenta la temperatura del planeta, son directamente proporcionales.

¿Cómo describiría el proceso general por el cual los cambios de temperatura contribuyen a la subida del nivel del mar y al deshielo de los glaciares?

El calentamiento observado en los océanos del mundo "solo puede ser explicado por el aumento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera". El 93% del calor adicional que absorbe el sistema terrestre a partir del aumento en la concentración de gases de efecto invernadero desde 1955 es almacenado en el océano.

El nivel del mar aumentó de más de 20 centímetros entre la era preindustrial. Aumenta a una tasa cercana a 1,7 mm/año (equivalente a 1,7 cm/década) durante el siglo XX, pero se ha acelerado a unos 3,2 mm/año (equivalente a 3,2 cm/década) desde 1990.

Los mayores aportes provinieron de:

- La expansión térmica (0,8 mm/año o 0,8 cm/década);

- Glaciares de montaña y casquetes de hielo (0,7 mm/año o 0,7 cm/década);

- Mantos de hielo (0,4 mm/año o 0,4 cm/década).

¿Qué hay sobre las olas de calor y las temperaturas extremas que hemos experimentado durante las últimas décadas?

Se trataron de episodios extremadamente inusuales; las temperaturas mensuales y estacionales casi siempre superaron la temperatura media local en más de tres desviaciones estándar (sigma), los así llamados eventos 3-sigma. En ausencia del cambio climático, tales eventos 3-sigma probablemente ocurrirían solo una vez cada varios cientos de años.

- Los cinco veranos más cálidos en Europa desde 1500 ocurrieron todos después de 2002.

- Las víctimas fatales que dejó la ola de calor de 2003 se estiman en 70.000.

- El 28 de agosto de 2003, alrededor del 63% de Estados Unidos continental fue afectado por condiciones de sequía y el período entre enero y agosto fue el más caluroso del que se tiene registro.

- En los años sesenta, prácticamente no había extremas estivales superiores a tres desviaciones estándar más cálidas que la media del clima y afectaban a menos del 1% de la superficie de la Tierra. La extensión aumentó a 4%-5% en 2006-2008, y en 2009-2011 ocurrió en el 6%-13% de la superficie terrestre. En la actualidad, esos calores extremadamente atípicos suelen afectar a alrededor del 10% del área terrestre

¿Analice las variaciones regionales de las sequías y olas de calor en el pasado, y cómo el cambio climático podría ser un mecanismo que sincroniza fenómenos extremos?

A nivel global, el calentamiento de la atmósfera inferior fortalece el ciclo hidrológico, principalmente debido a que el aire caliente puede retener más vapor de agua. Este proceso genera mayor sequía en las regiones secas y más humedad en regiones lluviosas.

- El calentamiento genera mayor evaporación y evapotranspiración, lo cual profundiza la sequedad de la superficie y, por lo tanto, la intensidad y duración de las sequías.

- La aridez (es decir, el grado en el cual una región carece de condiciones efectivas de humedad que promuevan la vida) ha aumentado desde los años setenta en alrededor de 1,74% por década.

- Una de las zonas afectadas es el Mediterráneo, donde se registraron 10 de los 12 inviernos más secos desde 1902, solo en los últimos 20 años.

¿Qué probabilidad hay de que las actividades humanas hayan sido la causa dominante del calentamiento observado desde mediados del siglo XX? 

Un consenso afirma que la interferencia humana es (95% probable) la causa dominante del cambio en el comportamiento de la atmósfera y por ende el calentamiento global.

- La influencia humana en el sistema climático es clara. Es evidente a tenor de las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, el forzamiento radiativo positivo y el calentamiento observado, y gracias a la comprensión del sistema climático.

- Existe un nivel de confianza alto en cuanto a que los cambios en la irradiación solar total no han contribuido al aumento en la temperatura media global en superficie en el período 1986-2008.

¿Con qué fenómenos podemos evaluar la contribución humana a los cambios observados en el sistema climático?

Ahora es muy probable que la influencia humana haya contribuido a:

Emisiones de CO2

- Es probable que los gases de efecto invernadero hayan contribuido al calentamiento medio global en superficie en un rango de 0,5 ºC a 1,3 ºC durante el período de 1951 a 2010.

- Es muy probable que la influencia antropógena, sobre todo de los gases de efecto invernadero y el agotamiento del ozono estratosférico, haya dado lugar a un patrón observado detectable del calentamiento troposférico.

- Solo las emisiones de CO2 han causado un forzamiento radiativo de 1,68 W/m2.

- Solo las emisiones de CH4 (Metano) han causado un forzamiento radiativo de 0,97 W/m2.

- Las emisiones de halocarbonos que agotan el ozono estratosférico han provocado un forzamiento radiativo positivo neto de 0,18 W/m2.

- Las emisiones de gases de corta vida contribuyen al total del forzamiento radiativo antropógeno.

Temperatura

- Los cambios a escala global observados en la frecuencia e intensidad de las temperaturas extremas diarias desde mediados del siglo XX.

Deshielo y elevación del nivel del mar

- Pérdida de hielo en el mar Ártico desde 1979.

- Retroceso de los glaciares desde la década de 1960.

- Reducciones observadas en el manto de nieve en primavera en el hemisferio norte.

- Elevación media mundial del nivel del mar.

Aumento de las precipitaciones y la aridez del suelo

Conclusión: Las emisiones continuas de gases de efecto invernadero causarán un mayor calentamiento y nuevos cambios en todos los componentes del sistema climático. Para contener el cambio climático, será necesario reducir de forma sustancial y sostenida las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿La reciente desaceleración de la subida de las temperaturas ha cambiado la conclusión científica de que las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el hombre son el origen de un rápido cambio climático? 

- La tendencia decreciente en el forzamiento radiativo se debe principalmente a erupciones volcánicas y a la fase descendente en que se encuentra el ciclo solar de 11 años.

- La reducción observada en la tendencia del calentamiento en superficie durante el período 1998-2012, en comparación con el período 1951-2012, se debe en casi igual proporción a la tendencia decreciente del forzamiento radiativo y al enfriamiento al que contribuye la variabilidad interna natural, que comprende una posible redistribución de calor dentro del océano.

- Por ejemplo, la tasa de calentamiento durante los últimos 15 años (0,05ºC por decenio, entre 1998 y 2012), que comienza con un fuerte efecto del fenómeno El Niño, es menor que la tasa registrada desde 1951 (0,12 ºC por decenio, entre 1951 y 2012).

- Las simulaciones de modelos climáticos a largo plazo muestran una tendencia en la temperatura media global en superficie, entre 1951 y 2012, que coincide con la tendencia observada (nivel de confianza muy alto). Sin embargo, existen diferencias entre las tendencias de las simulaciones y las observadas a lo largo de períodos cortos de 10 a 15 años (por ejemplo, de 1998 a 2012).